24
Jun

Suplementos alimenticios – Lo que necesitas saber

Por: Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA)

Los suplementos dietéticos pueden ser beneficiosos para su salud, pero tomar suplementos también puede implicar riesgos para la salud. La Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) no tiene la autoridad para revisar los productos de suplementos dietéticos para su seguridad y eficacia antes de su comercialización.

Usted ha oído hablar de ellos, puede haberlos utilizado, y puede que incluso los haya recomendado a sus familiares o amigos. Si bien algunos suplementos dietéticos son bien conocidos y están bien establecidos, otros necesitan mayor análisis. Lea información importante para usted y su familia acerca de los suplementos dietéticos.

Antes de tomar decisiones acerca de si tomar un suplemento, hable con su proveedor de atención médica. Puede ayudarle a lograr un equilibrio entre los alimentos y nutrientes que usted necesita personalmente.

¿Qué son los suplementos dietéticos?

Los suplementos dietéticos incluyen ingredientes tales como vitaminas, minerales, hierbas, aminoácidos y enzimas. Los suplementos dietéticos se comercializan en formas tales como tabletas, cápsulas, perlas, cápsulas de gel, polvos y líquidos.

¿Cuáles son los beneficios de los suplementos dietéticos?

Algunos suplementos pueden ayudar a asegurar que usted obtenga las sustancias vitales suficientes que el cuerpo necesita para funcionar; otros pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades. Pero los suplementos no deben sustituir por completo a las comidas que son necesarias para una dieta saludable, así que también asegúrese de comer una variedad de alimentos.

A diferencia de los fármacos, los suplementos no se pueden mercadear como tratamiento, o como productos que diagnostican, previenen o curan enfermedades. Esto significa que los suplementos no deben hacer afirmaciones como que “reducen el dolor” o “tratan las enfermedades cardíacas”. Afirmaciones como éstas sólo se pueden realizar legítimamente para los medicamentos, y no para los suplementos dietéticos.

×